Noticias Universidad de Antofagasta

Dirección de Vinculación y Comunicaciones Universidad de Antofagasta

El Inmoralista

Doctor Cristian Zamorano.

Doctor Cristian Zamorano.

Columna del doctor Cristian Zamorano

Facultad Ciencias Jurídicas UA

Como se sabe, no hay muerto que sea malo. Como no hay gobernante que sea perfecto. En cualquier caso de figura se debe respeto a un jefe de Estado; y por ende a su memoria; elegido democráticamente, cual sea la apreciación que se tenga de él, esencialmente cuando uno está investido de un cargo republicano. Siendo político, limitar la muerte de la controvertida figura de Hugo Chávez a un repudio o a unos lamentos sinceros o fingidos, es estar en lo emocional y no en lo reflexivo. En ese sentido, varios elementos pueden ser sometidos a análisis.

Si algo de “revolucionario” hubo bajo su presidencia, fue la re-orientación de los dividendos petroleros de su país en dirección de una verdadera política social; sin obviar que esta se mostró en muchos aspectos clientelista, ejemplificando con el hecho que la empresa petrolera nacional,  por una producción menor, emplea hoy 120 000 asalariados contra 23 000 hace 10 años. Sus predecesores ignoraban la miseria, él, bajó la tasa de la pobreza de 49% en 1998 a 27% en 2012 y la mortalidad infantil fue dividida por dos (cifras ONU); se multiplicaron el número de profesores por cinco, el precio de los productos de primera necesidad fueron fuertemente controlados y, hoy, miles de médicos cubanos atienden gratuitamente en los barrios más desfavorecidos.

Sin embargo, al mismo tiempo la inseguridad explotó y el balance económico tiene algo de preocupante. El PIB no ha parado de aumentar pero al ritmo del oro negro, Venezuela siendo totalmente dependiente del curso del bruto.  La omnipresencia del petróleo y la asfixia del sector privado produjeron un claro receso de la actividad manufacturera debida a la alza continúa de la explotación de los recursos naturales; la llamada “enfermedad holandesa”; conociendo así una tasa de importación de 80% de los productos consumidos.

A la vista de estos resultados, no se puede exclusivamente utilizar un filtro ideológico. Los gobiernos chilenos se vanaglorian de haberse atacado a la pobreza; pero no estructuralmente que no quepa duda;  y de tener un manejo económico estupendo.

En Chile, la dependencia al curso del cobre es tan clarísima como la de Venezuela con el petróleo. Se puede discutir sobre el modelo que propuso “Chávez”;  debatir sobre el fondo y la forma, irreverente e insolente en muchas oportunidades, refrescantes en otras; pero no se puede descartar reflexionar sobre las problemáticas que plantea el caso venezolano, referirse a estas sin pensar en las nuestras. Chile también padece de la misma “enfermedad”; disponiendo de pocas manufacturas competitivas y consumiendo frenéticamente importaciones. La realidad del país de H. Chávez, que lo queramos o no, encuentra un eco en nuestra tierra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 12/03/2013 por en Comunicaciones.

En Twitter

Agenda UA

No existen eventos próximos

A %d blogueros les gusta esto: